AMPA de Sevilla "Escuelas de Calor"

INDECENTE, SEÑOR IMBRODA.

  El comportamiento que el señor consejero de educación, Javier Imbroda, muestra en sus intervenciones no puede sino ser considerado de indecente. Porque indecente es que, con sus políticas y sus actuaciones, ningunee a los diversos sectores de la comunidad educativa con total desparpajo. Sus reuniones con ellos son un paripé, su hoja de ruta sigue adelante y a la vista está.

Este señor no ha captado – en eso no es la excepción, pues muchos de nuestros gestores llevan décadas dando sobradas muestras de ello- que él no está en su puesto para servir a sus intereses o los de su clase (la empresarial hasta hace 2 días), ni siquiera está ahí para servir a una parte de la comunidad educativa (la de la educación concertada), sino para sostener y garantizar la educación pública que es de la que aspiramos a disfrutar la mayoría social. Así lo establece esa norma tan ensalzada por un partido como el suyo, la Constitución Española. A ver si eso de ser “constitucionalista” nada más que sirve para dar banderazos por ahí y no para hacer efectivos los derechos de los y las españoles.

Que el señor Imbroda reduzca en los presupuestos generales de la comunidad andaluza la inversión en climatización un 77% es un insulto a nuestra lucha y una muestra de que este asunto le importa menos que un bledo.

Poner de ejemplo a un centro de Jaén que ha sacado dinero de su presupuesto de funcionamiento para los aires acondicionados es de tener muy poca vergüenza y no haber entendido nada. Por varios motivos:

1.  A estas alturas debería saber, aunque para eso hay que tener interés y a la vista está que usted no lo tiene, que los aires acondicionados no son ni deben ser la solución. EDC lleva dos años diciéndolo. Es una irresponsabilidad con el planeta climatizar así las aulas y demás dependencias de casi 6000 edificios educativos. Lo de la emergencia climática también le importa un bledo, ¿no, señor Imbroda? Vergüenza debería darle.

2.  Escuela de Calor lleva 2 años en lucha denunciando este tema, sus AMPA por separado llevaban mucho más, el estudiantado se nos ha unido, los jóvenes por el clima denuncian la situación de emergencia que atraviesa el planeta, la comunidad científica lo lleva poniendo de manifiesto décadas, ONG como Greenpeace apoya, la UE apela a que los edificios públicos sean de consumo casi nulo… ¿Y usted apela a que las direcciones de los centros gestionen bien el mísero presupuesto y se pongan aires acondicionados? Dele usted una pensada porque está haciendo el ridículo.

3.  Los presupuestos de los centros educativos no dan en la inmensa mayoría de los casos ni para ventiladores, señor consejero. Ah, ¿que tampoco lo sabe? Será que cree que todo el monte es MEDAC. (Por si alguien no lo sabe, MEDAC es la empresa de formación privada que hasta hace nada gestionaba el señor Imbroda).

4.  ¿Está usted sugiriendo que lo que tienen que hacer los equipos directivos es aprender a gestionar mejor los exiguos presupuestos que reciben para sacar adelante la labor educativa de los colegios e institutos? Qué falta de respeto, impropio de alguien en su puesto.

5.  ¿Acaso pretende que seamos las comunidades educativas las que nos organicemos para solucionar un problema que la Consejería de Educación debió atajar hace lustros? No, señor Imbroda, es a la consejería de la que usted es titular ahora -para nuestra desgracia- a la que le compete mantener y mejorar los centros educativos, como a la de Salud los hospitales y centros de salud.  

6.  La ciudadanía -sobre todo la clase trabajadora- paga impuestos para tener una contrapartida en servicios públicos, como pasa en todos los países de nuestro entorno. No es de recibo que tengamos que llevar folios o papel higiénico a los coles, pero menos aún que tengamos que mejorar la instalación eléctrica o climatizar aulas. NO AL COPAGO, ¿lo entiende? Pague sus facturas, que son suyas, de su consejería.

Con estas declaraciones (ver vídeo), con sus presupuestos para climatización (no va a haber ni para los parches que puso la CEJA del PSOE, que ya fueron poco eficaces...) y con las enmiendas que ha presentado a la Ley de Bioclimatización no está sino demostrando que no tiene intención ninguna de solucionar el problema del calor y el frío en las aulas. Quizás es que no quiere invertir en lo que usted y su gobierno están por desmantelar: la educación pública.

Nos tendrá enfrente, no piense que nos vamos a rendir. Es un derecho lo que está en juego.

Hasta la próxima imbrodada, señor consejero.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: