AMPA de Sevilla "Escuelas de Calor"

Consejería

IMBRODA Y LAS AMPA

Escrito por ampasdesevilla 04-12-2019 en Consejería. Comentarios (0)


Si algo ha quedado claro en las intervenciones del señor consejero de Educación de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, es que no ve con buenos ojos a esa parte de la comunidad educativa esencial que son las familias. No a todas, claro. Las calladitas, las que se limitan a llevar al niño o niña al cole sin pasar de la puerta y que se costean los recursos que la Administración no pone (desde folios o papel higiénico hasta pizarras digitales y aires acondicionados o calefacción) a través de rifas o tómbolas, esas sí le gustan.

Dice el señor consejero que hay que redefinir el papel de las asociaciones de padres de alumnos (a las madres y a las alumnas las obvia) cuya responsabilidad “acaba en la puerta del colegio” para dejar trabajar a los docentes sin colonizar como pasa en algunos casos en la actualidad.

Con estas declaraciones el titular de la Consejería de Educación manifiesta una evidente ignorancia de una de las leyes que rige el ámbito que gestiona. Fíjense:

DECRETO 27/1988, de 10 de febrero, por el que se regulan las asociaciones de padres de alumnos de centros docentes no universitarios en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Art. 5º. Las asociaciones de padres de alumnos son un cauce fundamental para posibilitar la participación de los padres o tutores de los alumnos, en su caso, en las actividades de los centros escolares. Para ello tendrán aquellas finalidades que se fijen en sus estatutos, dentro de las siguientes.

a) Asistir a los padres o tutores en todo aquello que concierne a la educación de sus hijos o pupilos.

b) Colaborar en las actividades educativas de los Centros, y en las actividades complementarias y extraescolares de los mismos.

c) Organizar actividades culturales y deportivas.

d) Promover la participación de los padres de los alumnos en la gestión del Centro.

e) Asistir a los padres de alumnos en el ejercicio de su derecho a intervenir en el control y gestión de los Centros sostenidos con fondos públicos.

f) Facilitar la representación y participación de los padres de alumnos en los Consejos Escolares de los Centros públicos y concertados, para lo cual podrán presentar candidaturas en los correspondientes procesos electorales.

g) Promover el desarrollo de programas de Educación Familiar.

h) Representar a los padres asociados a las mismas ante las instancias educativas y otros organismos.

i) Cualesquiera otras que, en el marco de la normativa a que se refiere el artículo anterior, le asignen sus respectivos estatutos.

Que a este señor le molesten las familias, sobre todo las que actuamos de forma organizada en las AMPA, es un problema -sobre todo para él-, pero desde luego no estamos haciendo más que ejercer el papel que la propia ley nos reconoce.

Al margen de lo legal está lo legítimo. Somos las madres y los padres los que, por obligación, dejamos a nuestro bien más preciado, nuestros hijos e hijas, en manos de profesionales de la educación (que trabajan muchas veces en contra de los elementos y en infraestructuras indignas y obsoletas), y como es lógico no podemos desentendernos de lo que sucede en los centros educativos. Cuando acudimos a una tutoría no lo hacemos para fiscalizar sino por saber qué pasa con nuestro hijo o hija, si aprende, si tiene dificultades, si se porta bien, si se integra con sus compañeros/as de clase, en qué podemos ayudar y cómo.

Que haya familias que vayan con otras actitudes -de todo hay, como hay buenos y malos docentes- no justifica que se generalice y se meta a todas las familias en el mismo saco. Porque no es verdad. Y porque muchas de nosotras sabemos que no hay que buscar culpables en los centros, generalmente los culpables están en los despachos como el del señor consejero y similares. Son pésimos gestores, como Javier Imbroda -que no es pionero, ya los hubo antes-, los que se están cargando la educación pública.

La exigencia al profesorado que el señor consejero tilda de “inhumana” no viene por parte de las familias que están, según su parecer, examinando la actuación de los y las docentes. Viene por la ingente burocracia a la que están sometidas, porque no paran de cambiarles instrucciones (en muchos casos absurdas) con las que desarrollar su trabajo, porque las plantillas son inestables y se ven incapaces de desarrollar su proyecto educativo, porque trabajan muchas horas fuera de su jornada, porque no se cuenta con ellos para nada que no sea obedecer, porque el que más y la que menos ha pasado por varios centros y varias provincias, porque las ratios son inabarcables, porque tiene alumnado con necesidades educativas especiales al que no puede atender sin apoyo de personal especializado, porque se le obliga a aprobar alumnado que no ha cumplido los objetivos educativos exigibles en aras del PISA y demás rankings, porque soportan temperaturas que no respetan su salud laboral… ¿Seguimos?

El señor Imbroda yerra el tiro. Las AMPA no somos colonizadoras porque los centros educativos son un terreno tan nuestro como del resto de la comunidad educativa. Lo que le molesta es que “algunas AMPA” seamos exigentes en que se cumpla lo que marca la ley, que tengamos claro nuestro papel en los colegios e institutos reivindicando nuestros derechos (igual que la mayoría cumplimos con nuestras obligaciones) y defendiendo una educación pública de calidad.

Pero al señor consejero le gustan las AMPA que se organizan para sacarle las castañas del fuego y buscan recursos para comprar pizarras digitales, arreglar desperfectos o climatizar las aulas. Eso es un copago que genera desigualdad y desde Escuelas de Calor no vamos a ser cómplices. Pagamos impuestos para recibir una contrapartida en servicios públicos de calidad. (Ya escribimos sobre esto una vez http://ampasdesevilla.blogspot.es/categoria/repago/)

La educación pública es un derecho y no vamos a bajar la guardia. Le vamos a poner todas las dificultades que podamos para que el #PlanImbroda de deteriorarla y desmantelarla no salga adelante. Se va a “jartá” de AMPA. ¡Todavía más!



INDECENTE, SEÑOR IMBRODA.

Escrito por ampasdesevilla 18-10-2019 en Consejería. Comentarios (0)

  El comportamiento que el señor consejero de educación, Javier Imbroda, muestra en sus intervenciones no puede sino ser considerado de indecente. Porque indecente es que, con sus políticas y sus actuaciones, ningunee a los diversos sectores de la comunidad educativa con total desparpajo. Sus reuniones con ellos son un paripé, su hoja de ruta sigue adelante y a la vista está.

Este señor no ha captado – en eso no es la excepción, pues muchos de nuestros gestores llevan décadas dando sobradas muestras de ello- que él no está en su puesto para servir a sus intereses o los de su clase (la empresarial hasta hace 2 días), ni siquiera está ahí para servir a una parte de la comunidad educativa (la de la educación concertada), sino para sostener y garantizar la educación pública que es de la que aspiramos a disfrutar la mayoría social. Así lo establece esa norma tan ensalzada por un partido como el suyo, la Constitución Española. A ver si eso de ser “constitucionalista” nada más que sirve para dar banderazos por ahí y no para hacer efectivos los derechos de los y las españoles.

Que el señor Imbroda reduzca en los presupuestos generales de la comunidad andaluza la inversión en climatización un 77% es un insulto a nuestra lucha y una muestra de que este asunto le importa menos que un bledo.

Poner de ejemplo a un centro de Jaén que ha sacado dinero de su presupuesto de funcionamiento para los aires acondicionados es de tener muy poca vergüenza y no haber entendido nada. Por varios motivos:

1.  A estas alturas debería saber, aunque para eso hay que tener interés y a la vista está que usted no lo tiene, que los aires acondicionados no son ni deben ser la solución. EDC lleva dos años diciéndolo. Es una irresponsabilidad con el planeta climatizar así las aulas y demás dependencias de casi 6000 edificios educativos. Lo de la emergencia climática también le importa un bledo, ¿no, señor Imbroda? Vergüenza debería darle.

2.  Escuela de Calor lleva 2 años en lucha denunciando este tema, sus AMPA por separado llevaban mucho más, el estudiantado se nos ha unido, los jóvenes por el clima denuncian la situación de emergencia que atraviesa el planeta, la comunidad científica lo lleva poniendo de manifiesto décadas, ONG como Greenpeace apoya, la UE apela a que los edificios públicos sean de consumo casi nulo… ¿Y usted apela a que las direcciones de los centros gestionen bien el mísero presupuesto y se pongan aires acondicionados? Dele usted una pensada porque está haciendo el ridículo.

3.  Los presupuestos de los centros educativos no dan en la inmensa mayoría de los casos ni para ventiladores, señor consejero. Ah, ¿que tampoco lo sabe? Será que cree que todo el monte es MEDAC. (Por si alguien no lo sabe, MEDAC es la empresa de formación privada que hasta hace nada gestionaba el señor Imbroda).

4.  ¿Está usted sugiriendo que lo que tienen que hacer los equipos directivos es aprender a gestionar mejor los exiguos presupuestos que reciben para sacar adelante la labor educativa de los colegios e institutos? Qué falta de respeto, impropio de alguien en su puesto.

5.  ¿Acaso pretende que seamos las comunidades educativas las que nos organicemos para solucionar un problema que la Consejería de Educación debió atajar hace lustros? No, señor Imbroda, es a la consejería de la que usted es titular ahora -para nuestra desgracia- a la que le compete mantener y mejorar los centros educativos, como a la de Salud los hospitales y centros de salud.  

6.  La ciudadanía -sobre todo la clase trabajadora- paga impuestos para tener una contrapartida en servicios públicos, como pasa en todos los países de nuestro entorno. No es de recibo que tengamos que llevar folios o papel higiénico a los coles, pero menos aún que tengamos que mejorar la instalación eléctrica o climatizar aulas. NO AL COPAGO, ¿lo entiende? Pague sus facturas, que son suyas, de su consejería.

Con estas declaraciones (ver vídeo), con sus presupuestos para climatización (no va a haber ni para los parches que puso la CEJA del PSOE, que ya fueron poco eficaces...) y con las enmiendas que ha presentado a la Ley de Bioclimatización no está sino demostrando que no tiene intención ninguna de solucionar el problema del calor y el frío en las aulas. Quizás es que no quiere invertir en lo que usted y su gobierno están por desmantelar: la educación pública.

Nos tendrá enfrente, no piense que nos vamos a rendir. Es un derecho lo que está en juego.

Hasta la próxima imbrodada, señor consejero.


CODAPA NO NOS REPRESENTA

Escrito por ampasdesevilla 08-06-2019 en Consejería. Comentarios (0)

Mirad esa foto. En ella están, entre otras personas, el Consejero de Educación de la Junta de Andalucía, D. Javier Imbroda, y representantes de las federaciones provinciales de AMPA de toda la comunidad andaluza. Pero… ¿están todas? No, falta una, la FAMPA “Nueva Escuela” de Sevilla. Hoy por hoy son la aldea gala de las AMPA confederadas en la CODAPA. Y es una actitud que tiene razones fundadas.

Como AMPA de Sevilla y provincia, casi todas federadas, consideramos esa foto una puesta en escena falaz y cínica por parte del consejero de Educación, Javier Imbroda, y de la CODAPA; el primero por acudir a inaugurar un congreso organizado por esas entidades que “colonizan centros educativos” y deben estar alejadas de los mismos, según ha declarado no hace mucho, y la segunda por invitarle y blanquear su imagen apenas 24 horas después de ver cómo mantiene en su puesto al director general de la APAE pese al escándalo del frívolo vídeo de su pareja en su despacho y de los insultos que ha lanzado hacia las familias como parte de la comunidad educativa.

Esa foto no nos representa. La federación que se ha mostrado coherente con su razón de ser y que de verdad representa a sus AMPA federadas poniéndose al frente de sus demandas ante la Administración educativa y la Inspección de Trabajo es justo la que falta en la foto, la FAMPA sevillana. En coherencia con su comunicado en que mostraba una actitud crítica hacia la gestión que se hace del dinero público que se recibe para actividades y funcionamiento de la confederación andaluza de AMPA, la federación sevillana ha optado por no acudir. Nos parece muy acertado.

La situación del sistema educativo andaluz es de continuo deterioro, se pierden líneas como un goteo incesante, faltan colegios públicos en el centro de las capitales andaluzas (donde la oferta de concertada supera o duplica la pública), problemas de climatización, edificios obsoletos, deficiente apoyo a las NEAE, ratio elevada, orientadores/as insuficientes… Pese a ello, la Pública funciona gracias al esfuerzo de sus docentes y equipos directivos que se echan a la espalda la encomiable tarea de educar luchando contra los elementos.

En esa situación, el papel del movimiento asociativo de las familias en la escuela pública no debe ser ni el copago de los recursos que no llegan, ni prestarse a fotos y reuniones que blanqueen la gestión que la Administración hace del derecho a una educación pública de calidad. La educación, junto con la sanidad, es de los servicios públicos más recortados y desmantelados desde que, con la excusa de la crisis económica, las políticas neoliberales se han abierto paso en Europa. No podemos obviar el contexto en el que nos movemos.

Desde Escuela de Calor entendemos que las familias organizadas en AMPA debemos ser un contrapoder ciudadano que frene la deriva de recortes y deterioro que padece la Educación Pública. Estamos para exigir que el derecho a una educación pública y de calidad sea efectivo para nuestros hijos e hijas y para el futuro del país.

Eso no se consigue dando al consejero de Educación la oportunidad de un titular de prensa que pueda vender como que está al lado de las familias y al servicio de la Educación Pública, cuando luego se despacha con medidas que desatienden nuestras necesidades que no son sino las del sistema educativo público andaluz. Cuando nos acusa de “colonizar centros” y nos quiere en casa (veáse aquí: https://www.diariosur.es/sociedad/educacion/javier-imbroda-mision-20190510000727-nt.html), cuando minimiza actitudes irresponsables de cargos públicos que dependen de su consejería o guarda silencio cuando los centros educativos donde se han llevado a cabo actividades en pro de la coeducación, la diversidad sexual y la igualdad son señalados por diputados de Vox. ¿Es eso coherente con inaugurar un congreso sobre Igualdad de CODAPA? ¿CODAPA no analiza esto al invitar al señor Imbroda? ¿Qué consigue CODAPA con esto, garantizar su supervivencia y seguir recibiendo subvenciones? Así, estas estructuras federativas no son útiles a las AMPA y hay que cambiarlas.

Hacer sitio al consejero Javier Imbroda en la apertura del congreso de CODAPA es darle un altavoz para que venda sus argumentos y haga declaraciones de intenciones que sabemos luego no llegan a nada. Ha aprovechado para tranquilizar los ánimos sobre el tema de la niña con TEA (Trastorno del Espectro Autista) de Dos Hermanas, donde promete depurar responsabilidades. ¿Va a hacer lo mismo en el colegio concertado de Jerez o en ese sólo tenemos “obligación” de meter dinero público? ¿Doble vara de medir?

Dice el señor consejero que nos necesita – de puertas hacia fuera de los centros, eso sí-, que quiere ir de la mano con las familias. ¿En serio? Quizás no terminó la frase. Nos quiere a su lado como está la CODAPA, de palmeras y calladitas, dóciles y sin criticar, dándole oportunidad de lucirse, viendo con buenos ojos todo lo que la Consejería anuncie. Otra cosa será que luego los presupuestos pongan de manifiesto que cree en la Educación Pública pero es a la concertada a la que piensa beneficiar con sus políticas.

No, esa foto no nos representa. Actitudes cómplices con quienes deterioran con más o menos sutileza la Educación Pública no nos representan. Ese teatro, ese paripé, no es lo que la Educación Pública necesita. Necesita una comunidad educativa unida y diciendo alto y claro que ya basta, que la Educación no es un nicho de mercado para empresas a las que se adjudican servicios, ni un servicio público que desmantelar para ahorrar gasto público mientras crece la oferta privada que genera desigualdad social.

La Educación Pública es una garantía de futuro y avance, la única que garantiza la superación de desigualdades en el punto de partida en que los niños y niñas se incorporan a la sociedad y, por ello, hay que defenderla con firmeza, sin bajar la guardia. Si queremos una sociedad mejor, la educación pública y de calidad es el mejor cimiento que podemos poner. “Escuela de Calor” lo tiene claro y sabe dónde está su sitio.

CODAPA, disfruten del pasilleo por los hotelazos asociados a sus congresos, de la mesa y mantel de todo el fin de semana. Misión cumplida, ¿no? Las AMPA ya si eso…

NOTA. Quienes de buena fe, sin saber de la misa la mitad, acuden a este XV Congreso de CODAPA, que no se den por aludidas por la onomatopeya del balido. No va por ustedes ;)


SEGUNDO INTENTO, ¿PERO SERÁ LA MISMA LEY LA QUE SALGA DE ESTE TRÁMITE?

Escrito por ampasdesevilla 10-04-2019 en Consejería. Comentarios (0)


La Junta de Andalucía anuncia en sus redes sociales que el Consejo de Gobierno ha elevado informe favorable a la tramitación de la ley de bioclimatización de centros educativos que decayó en la pasada legislatura a falta de subir a pleno para ser aprobada, pues habría salido adelante con los votos Podemos (proponente), IU, PP y Ciudadanos; estos grupos eran entonces la oposición al gobierno de Susana Díaz (PSOE), que votó en contra y en solitario en la comisión de su dictamen.

Ni un mes hace que la plataforma de AMPA de Sevilla “Escuelas de Calor” (EDC) se reunió con todos los grupos parlamentarios de la Cámara andaluza para conocer cuáles eran sus intenciones una vez que Adelante Andalucía había vuelto a registrar la Proposición de Ley de Bioclimatización.

Entonces hicimos un comunicado en nuestro blog y enviamos nota de prensa a los medios informando de los resultados de aquellas reuniones y augurando un pronóstico que ahora se cumple y anuncia la Junta de Andalucía: que la ley será admitida a trámite y dará cobertura a todos los centros sostenidos con fondos públicos. Hábilmente la Junta de Andalucía en manos de PP y Ciudadanos suprime un detalle importante y es que esos centros “sostenidos” incluye a los centros concertados, que son privados aunque reciban dinero público para su funcionamiento.

Así lo ha hecho público la Junta de Andalucía en un tuit donde anuncia que el Consejo de Gobierno da por buena la iniciativa de Adelante Andalucía y apoya la admisión a trámite de la Ley que ya apoyaron desde la oposición.

Lo que no se cuenta es que cuando fueron oposición enmendaron la ley para que la inversión necesaria para su puesta en marcha diese cobertura también a los centros privados concertados, que no son propiedad de la Junta de Andalucía al pertenecer a las entidades que los rigen (Iglesia, si son religiosos, o empresas). Es decir, que los planes de la Junta presidida por Juan Manuel Moreno (PP) pretende invertir dinero público en edificios privados.

EDC no puede ver con buenos ojos estas intenciones por puro sentido común y porque ello supondrá, además, una dificultad añadida a que los centros públicos disfruten de condiciones térmicas adecuadas, sanas y dignas. La Administración siempre consideró que esta Ley exigía una gran inversión que ahora habrá que repartir con centros privados.

A las AMPA de EDC nos cunde la impresión de llevar 2 años luchando, denunciando, reuniéndose, aprendiendo de leyes, movilizándose… para que ahora se beneficien empresas y entidades privadas a las que nunca pareció importar este tema o que, incluso, ni siquiera tengan necesidad de ello con la misma urgencia que los colegios e institutos públicos pero que recibirán dinero para renovar o mejorar sus instalaciones en detrimento de la red pública.

EDC quiere manifestar para conocimiento de la opinión pública que nada tiene en contra del alumnado, familias, ni docentes de la concertada; nuestro respeto y nuestra ayuda para que reclamen también condiciones dignas a las empresas y entidades propietarias de los colegios de sus hijos/as (ya lo hicimos aquí: http://ampasdesevilla.blogspot.es/1537199257/la-ley-de-bioclimatizacion-de-centros-educativos-en-peligro/). Son comunidad educativa, pero de un modelo educativo que vino en los años 80 del siglo pasado con carácter temporal y subsidiario de la pública, es decir, nunca se les debería considerar en situación de igualdad a la Pública y menos a efectos económicos (destino de fondos) y ya debería abordarse si la “temporalidad” debe ir tocando a su fin.

Pasando el tiempo desde aquellos años 80, esta opción educativa se ha ido anclando en nuestro sistema educativo (lo que nos convierte en una anomalía en Europa) y ahora se pretende dar un paso más, pasar de subvencionar su profesorado a mantener y mejorar sus edificios, que no son de titularidad pública. La bioclimatización que les falta, si así fuera, debería ser acometida por las empresas y entidades propietarias, no por la Administración pública.¿Destinaríamos fondos públicos de la Consejería de Empresa a mejorar las instalaciones de El Corte Inglés (privada)?

Y un dato a tener en cuenta, cuanto más se mejore la educación privada concertada, más competitiva será, más segregación se generará entre el alumnado y más huida habrá hacia la privada desde una educación pública devaluada a base de privación de recursos y peores infraestructuras. ¿Esto es libertad de elección? El final será suprimir las plazas de la pública que vayan quedando vacantes y ampliar la demanda de la privada concertada. El negocio para las empresas y entidades con intereses en el servicio público educativo está servido.

Ahora empezará un nuevo proceso de tramitación de la Ley, de nuevo largos meses de comparecencias, enmiendas, comisiones… que nos podríamos haber ahorrado con la lectura única. Mientras, nuestros hijos e hijas y sus docentes y demás trabajadoras de la enseñanza seguirán sin soluciones. Pero PP y Ciudadanos, que ahora gobiernan, quieren sus enmiendas y quieren una ley a su medida ideológica aunque suponga una gestión irresponsable de las arcas públicas. Es una grave irresponsabilidad que la Consejería de Educación pretenda polarizar un debate o echar a pelear a las familias de la pública contra las de la concertada. No es nuestra intención bajar a ese fango al que quieren llevarnos, pero tampoco defender medidas que van en contra de la verdadera Educación Pública, que es y será siempre nuestra bandera.

EDC seguirá luchando para que esto no sea así, porque no es justo, lógico, ni legítimo. Llegaremos hasta donde haga falta para evitar que nuestros hijos e hijas sigan en saunas y neveras, no lo merecen y no es digno de la educación pública de un país que se tiene por desarrollado. 


¿HACIENDO AMIGOS, SEÑOR IMBRODA?

Escrito por ampasdesevilla 09-04-2019 en Consejería. Comentarios (0)

“Quiero hacer un apunte general sobre las familias. La colaboración de las familias con el centro educativo es fundamental. Pero la gran responsabilidad de las familias está en sus casas, no en los centros educativos. Y creo que hoy ese equilibrio necesario en la relación entre familia, centros y docentes en bastantes casos se ha desequilibrado. Dejen a la comunidad docente trabajar. Porque ellos son los que conocen el día a día. Las familias deben colaborar, pero fundamentalmente su responsabilidad está en los hogares. Hay un exceso de colonización, por decirlo de alguna manera, por determinadas AMPAS, de los centros educativos. Y no es correcto”. Javier Imbroda dixit. Entrenador de baloncesto.

Sí, esas declaraciones son propias de cualquiera, menos de un Consejero de Educación. Con ellas, señor Imbroda, demuestra usted que desconoce lo que es la comunidad educativa y qué papel jugamos las familias (asociadas o no) en los centros educativos.

Debería usted saber que el rendimiento del alumnado mejora cuando sus familias participan de la vida de los centros educativos y que desarrollar un sentimiento de pertenencia a la escuela también favorece los buenos resultados. Pero no parece que esa colaboración que considera usted “fundamental” vaya referida a esto.

¿Para qué entonces somos fundamentales las familias? ¿Para hacer tómbolas y fiestas con las que sacar dinero para sufragar los recursos que la Administración educativa no proporciona? ¿Para ese copago vergonzoso y generador de desigualdades que no existe más que en lo educativo? ¿Para mantener la paz en los centros si vemos deficiencias, pero miramos para otro lado y callamos? ¿Para aceptar sin rechistar que las aulas de nuestros hijos e hijas sean saunas o se caigan a pedazos de puro abandono?

Sr. Imbroda, tiene usted un concepto muy perverso de las AMPA y de las familias del alumnado. ¿O sólo de las familias de la Educación Pública? ¿Opina usted lo mismo de las familias de los centros de FP de MEDAC, su empresa? No, claro que no, porque esas pagan y dejan pingües beneficios, ¿verdad?

Sus declaraciones desde que ha llegado al cargo no han hecho sino prender hogueras en un terreno ya de por sí inflamable. Pareciera que su objetivo fuese echar a pelear a la comunidad educativa entre sí: familias de la pública vs. familias de la privada concertada, familias pro-procesiones vs. familias laicas, AMPA vs. “determinadas” AMPA y familias vs. docentes. Pero no lo va a conseguir, señor consejero, porque algunas sabemos mirar la luna y no el dedo. Algunas vemos de lejos que lo que pretende con esa división no es sino distraer para hacer y deshacer a su antojo, mientras las que defendemos la Educación Pública nos perdemos en debates inútiles.

Mire usted, las AMPA no colonizamos centros educativos, porque los centros educativos son tan nuestros como del resto de la comunidad educativa, y colonizar implica la ocupación de algo ajeno para explotarlo. Nada más lejos de nuestra intención. Otros no pueden decir lo mismo cuando meten sus zarpas empresariales en el servicio público educativo o legislan para mercantilizarlo.

Los colegios y los institutos son nuestros, no tenemos que colonizarlos, y no pretendemos sino defenderlos de políticas educativas tan nefastas como las que llevan años deteriorándolos y que usted pretende continuar con total desparpajo, pues ese celo por la concertada no hará sino seguir detrayendo fondos y recursos de la Educación Pública.

Hacemos nuestras parte de sus palabras, pero dedicadas a gente como usted (y sus antecesores/as) que viene a la Administración educativa a enredar, a cambiar de nombre las cosas para que parezca que son distintas, a publicar instrucciones y normas desde despachos muy alejados de las aulas, a generar crispación, a vender humo, a publicar titulares de prensa con medidas estrella… Le decimos: deje a la comunidad docente trabajar porque ellos y ellas son los que conocen el día a día. Y ya de paso, déjenos a las familias en paz, déjenos que sigamos disfrutando de una escuela abierta de todos/as y para todos/as, déjenos seguir colaborando y participando en todo aquello que enriquece la vida de los centros, que no es el copago, por supuesto.

No crea que, con su desprecio y su falta de respeto, las AMPA vamos a retroceder. No pensamos hacerlo porque es mucho lo que está en juego: nada más y nada menos que el derecho de nuestros hijos e hijas a una educación pública y de calidad.

Un consejo: tómese un tiempo muerto y reflexione si esta línea “ampafóbica” es la mejor para ser Consejero de Educación, ya no está usted en una cancha.