AMPA de Sevilla "Escuelas de Calor"

FAMPA

LAS AMPA, ¿AGENTES DE CAMBIO EN LA ESCUELA PÚBLICA?

Escrito por ampasdesevilla 28-01-2020 en FAMPA. Comentarios (0)

Si dentro de un centro educativo hiciésemos una encuesta sobre qué es una AMPA seguro que hay acuerdo mayoritario en que es un grupo de madres y padres (muchas más las primeras que los segundos) que intentan colaborar con el centro y que participan sobre todo en fiestas y mejora de las instalaciones (cortinas, algunos desperfectos, excursiones…).

Pero, ¿qué hay de su labor reivindicativa del derecho a la calidad educativa? Quizás este aspecto no sea tan señalado, a pesar de que en la mayoría de los estatutos de las AMPA aparece entre sus finalidades.

Y de cumplir con esta labor de defensa de la educación pública, ¿hasta dónde y cómo debe hacerlo? La mayoría responderá que realizando una petición por escrito ante la Delegación Territorial educativa pertinente y/o ante la Federación de AMPA de la provincia. Y esperar a que sean atendidas, por supuesto.

La experiencia dentro de la plataforma Escuelas de Calor, donde hemos confluido AMPA y familias con una larga trayectoria de participación en el mundo asociativo de las familias en la educación pública, ha sido una oportunidad para aprender juntas a partir de una necesidad y un objetivo común: la mejora de las condiciones térmicas de los centros educativos donde estudian nuestros hijos e hijas. En ese aprendizaje colectivo, cada una ha tenido un punto de partida, pero en definitiva las conclusiones han sido las mismas:

-  Las estructuras federativas no son, en líneas generales, útiles a las AMPA más allá de los meros trámites burocráticos o administrativos y la cobertura de la póliza colectiva de seguro.

-  Lo útil es empoderarse y actuar unidas. La unidad de acción es eficaz porque juntas somos más fuertes.

-  Se deben utilizar las redes sociales y los medios de comunicación para visibilizar el movimiento.

-  Hay que agitar a todas las fuerzas políticas institucionales y/o al organismo de la Administración competentes en la solución del problema.

Analicemos cada uno de estos aspectos, siempre desde nuestra experiencia.

Desde el minuto uno de aquella primavera de 2017 en que nació EDC, se vio que la Federación de AMPA sevillana no hizo sino intentar tomar el control y actuar como intermediaria de nuestro movimiento ante la Administración educativa. Básicamente lo hacía con 2 intenciones: una, aparecer ante las AMPA como necesaria, y dos, canalizar el malestar para que no fuese molesto al “poder”, al gobierno de la Junta de Andalucía. En la Junta Directiva de la FAMPA de aquel momento había conexiones políticas partidistas evidentes, como así se ha demostrado en las elecciones municipales de 2019.

Nadie muerde la mano que le da de comer y las federaciones manejan ingentes cantidades de dinero público (vía subvenciones) que se utiliza para mantener sus propias estructuras, pero que es poco aprovechado por las AMPA federadas. Lo mismo se aplica a la CODAPA, pues la Confederación no es sino una réplica de esta organización, aunque a nivel autonómico. Es por ello que hoy por hoy son de muy poca utilidad directa para las AMPA, empiezan y terminan en representar pero contando poco con las representadas. Afortunadamente, la actual FAMPA de Sevilla también ha aprendido de la experiencia y hace verdaderos esfuerzos por mantenerse al margen de ese modelo, pero estando en CODAPA se encuentra con verdaderas limitaciones para no ser una federación al uso.

Por tanto, nada más útil que empoderarse como familias de la Educación Pública y lanzarse a la acción. Está bien participar en las actividades festivas o conmemorativas de los colegios e institutos, pues las familias somos parte de la comunidad educativa y eso es fruto de enriquecimiento mutuo, pero sin olvidar que tenemos mucho más que aportar: defender una educación pública de calidad.

Nos han ido queriendo arrinconar, convencernos de que nuestro papel es sólo ese o recoger fondos para suplir las carencias materiales que hay en los centros (copago), pero nada más lejos de la realidad. Máxime, cuando corren malos tiempos para la Pública que, a base de recortes, está siendo desmantelada “en nuestras propias narices”.

La experiencia de EDC poniendo el calor en las aulas andaluzas en la agenda política de nuestra comunidad autónoma, lo demuestra. De no habernos empoderado, reunido en asamblea, organizado y llevado a cabo acciones sin más tutela que nuestra inteligencia colectiva, no habríamos llegado hasta aquí. De haber dejado en manos de la FAMPA nuestra reivindicación, a estas alturas no habría sino una foto de la reunión entre la federación y la Delegada o Consejero de turno de la Junta de Andalucía. Por el contrario, hay una ley de bioclimatización en el Parlamento andaluz y la lucha sigue.

Otra lección aprendida es que las AMPA somos un movimiento político, aunque no partidista. Conviene pararse en esto porque es generalizada la opinión de que las familias de los centros educativos no debemos “meternos en política”. Claramente esta idea surge de la confusión de política con partido político, aunque son cosas muy diferentes.

En la medida que la política es la participación en asuntos públicos (lo dice el diccionario), las AMPA estamos metiéndonos en política, solo que lo hacemos al margen de los partidos políticos, con los que sólo nos relacionaremos a nivel institucional en la medida que sean vehículo para solucionar nuestras demandas, aspecto por otra parte inevitable pues el poder para gestionar los centros educativos y la Educación como servicio público reside en la Administración que sostienen los diferentes partidos políticos cuando ganan las elecciones en el sistema democrático en que vivimos. Igualmente hacen política las asociaciones de consumidores, de vecinos, culturales, ecologistas, animalistas y un largo etcétera.

Como conclusión y respondiendo a la pregunta que da título a este artículo de opinión, va siendo hora de que las familias de la Educación Pública vayan creyendo en el poder que tienen como agentes de cambio en la escuela. Empoderarse no es sino tomar conciencia de las capacidades propias y ponerlas al servicio de la transformación de la realidad. Si ese proceso se hace desde lo colectivo, organizándose desde abajo, en un plano de igualdad, por un fin común y con perseverancia, estaremos dando pasos hacia el éxito.

Somos libres. Somos soberanas. Somos Escuelas de Calor.


GRACIAS, FAMPA “NUEVA ESCUELA”. AMPAS COMPAÑERAS, ¡LEVANTAOS!

Escrito por ampasdesevilla 03-06-2019 en FAMPA. Comentarios (0)

El jueves 30 de mayo ocurrió un hecho inusitado. Por primera vez en la historia del movimiento federativo de AMPA una Federación dio un paso claro e inequívoco de qué lado está en su actuación. No fue un titular de prensa. No fue una foto con el o la consejera de turno. No fue una reunión inoperante con el o la delegada que nunca llega más allá. No fue una declaración de intenciones, ni una indignada respuesta al enésimo ataque a la Educación Pública.

El jueves 30 de mayo FAMPA “Nueva Escuela” puso una denuncia ante la Inspección de Trabajo por las altas temperaturas que se sufren en las aulas sevillanas y andaluzas, que contravienen claramente la normativa vigente en materia de salud laboral: el R.D. 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

Con ello respalda una vez más a la plataforma de AMPA sevillanas “Escuela de Calor”, que lleva ya más de 2 años reclamando una solución para tan grave problema, y que acompañaron a parte de la Junta Directiva de FAMPA en ese gesto presentando a su vez unas 30 denuncias.

Venimos de una etapa en la que las Federaciones no son sino un mecanismo de postureo, de canalización inútil de malestares de las familias en la escuela pública. A Escuelas de Calor (EDC) se nos ha acusado permanentemente de ser un movimiento politizado, que lo somos, porque defendemos y reivindicamos derecho a una educación pública de calidad y eso es la política, ocuparse de lo que es de todos y todas.

Pero nada más politizado y partidista -en este matiz está la clave- que la anterior federación sevillana, que cargó contra EDC desde su nacimiento y que nunca vio con buenos ojos su lucha. ¿Por qué? Porque ponía en evidencia la acción inútil de la federación (de otra manera EDC no habría nacido) y ponía en un brete su gestión, porque hizo más y mejor por la climatización de los centros educativos que ella en 38 años de existencia y porque exigía a la Junta de Andalucía del gobierno del PSOE que cumpliera con su competencia en la solución del problema de calor en las aulas. Al ver a la anterior presidenta de FAMPA en las listas de ese partido en las elecciones municipales se entienden muchas cosas. Nadie muerde la mano de su amo.

Nos alegramos, no obstante, que FAMPA Sevilla sea ahora otra cosa, que de verdad defienda los intereses de las AMPA federadas a las que representa y que tenga una actitud clara de transparencia y denuncia de los entramados que ahora conoce como parte de entidades como la CODAPA, donde se gastan ingentes cantidades de dinero público que más provecho darían poniéndose a disposición de la comunidad educativa que en hotelitos y reuniones para perpetuarse. Lease https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-ampas-sevilla-cuestionan-gastos-viajes-y-hoteles-federacion-autonomica-201903201220_noticia.html y https://drive.google.com/file/d/18nA40mWqfDnMHz9q5KHJpbuX9OnYq5sO/view

¿Qué ha hecho CODAPA por la climatización de los colegios e institutos en 35 años? Nada. Declaraciones, si acaso. Y cargar contra la Ley de Bioclimatización cuando participó en las comparecencias la primera vez que se tramitó; su presidenta se mostró preocupada por el sector de las renovables (cuyo mercado íbamos a desestabilizar) y demostró que no creía en la ley ni las medidas que planteaba.

¿Qué han hecho las demás Federaciones confederadas? Nada.

“Hacer” no es vender humo en prensa o redes sociales. Para eso ya están la CEJA, las Delegaciones territoriales y los ayuntamientos, que hasta venden el mismo humo varias veces, cada vez que Escuelas de Calor se mueve.

Hacer es denunciar la situación, exigir que quien tiene la competencia ponga solución. Hacer es organizarse y sumarse a quienes llevan 2 años manteniendo esto en primera página de los medios de comunicación a nivel nacional. Hacer es poner la representatividad de las Federaciones al servicio de una causa justa, del derecho de nuestros hijos e hijas y sus docentes a condiciones dignas y sanas en sus aulas. ¿Para qué si no sirve una federación? Hacemos un llamamiento a hacerse responsables del dinero público que reciben y a reflexionar si el uso que le dan es el que sus AMPA federadas necesitan.

Y a las AMPA de toda Andalucía les decimos con humildad a la vez que orgullo que se empoderen, que no necesitan intermediarias, que las estructuras federativas no son el único medio y menos cuando son inútiles por inoperantes. Tenéis mucho más que hacer que fiestas y tómbolas. No caigáis en el copago que genera desigualdad y saca las castañas del fuego a la Administración. ¿También vamos a pagar ecógrafos en los hospitales cuando no haya?

Organizaos y luchad juntas, es el mejor camino para defender la educación de nuestros hijos e hijas. Vienen malos tiempos para la Educación Pública y las familias tenemos que usar el poder que tenemos para frenar su desmantelamiento a la par que crece la privada con subvenciones de dinero público. La Educación no es un negocio, es un derecho y en su ejercicio descansa el futuro de nuestra sociedad.

Escuelas de Calor va a seguir adelante como movimiento independiente de AMPA, va a seguir defendiendo el empoderamiento de las familias en la educación pública y va a continuar denunciando las deficiencias que el sistema educativo andaluz presenta, porque estas suponen una vulneración del derecho a la educación pública de calidad que tienen los niños y niñas andaluces. Y eso es lo único que nos mueve.

Aquí estamos, deseando ser más y con gente de más provincias ¿qué tal si nos vemos en una asamblea?

CRÓNICA DE UNA VICTORIA

Escrito por ampasdesevilla 20-12-2018 en FAMPA. Comentarios (0)

Hemos ganado. Las AMPA empoderadas de Escuelas de Calor hicieron lo de siempre, no dar por perdido lo que es justo pese a la dificultad de lo que enfrenta. Y salió bien. Ahora la Federación de AMPA de Sevilla “Nueva Escuela” será gestionada por un grupo de personas honestas y luchadoras que de verdad defiende la Educación Pública porque cree en ella. 

Nos hemos dejado la piel en levantar un movimiento social a pulso llevadas por la solidez de nuestros principios y así vamos a entrar en la Federación, para ponerla al servicio del movimiento asociativo de las familias en la escuela que es tan necesario, porque nadie como  las madres y los padres sabemos defender el derecho a la educación de nuestros hijos e hijas.

Ya pasaron los tiempos de la opacidad, el cortijeo, los favores y el amiguismo. Ahora se abrirán paso la participación, la democracia, el ejercicio de derechos y la transparencia. No debieron perderse nunca, como no debió perderse una Federación al servicio de las AMPA. 

Queremos agradecer desde aquí a todas las personas, colectivos, organizaciones, familias y AMPA que nos han hecho llegar su calor y apoyo, con la ilusión de que esto llegase a ser una realidad. Pues ya está aquí. Ahora toca hacer lo que siempre hemos hecho: “arremangarse” y trabajar con tod@s y para tod@s. Gracias y seguimos.


LA FAMPA DE SEVILLA RENUEVA INESPERADAMENTE SU JUNTA DIRECTIVA

Escrito por ampasdesevilla 14-12-2018 en FAMPA. Comentarios (0)

Con un año de antelación al término de su mandato, la Junta Directiva de la Federación de AMPA de Sevilla “Nueva Escuela”, hasta ahora presidida por María Alonso, ha dimitido en pleno y ha convocado una asamblea para elegir nuevo órgano de dirección. Sin duda la inestabilidad de la actual Junta le ha llevado a tomar esta decisión, pero la convocatoria acelerada y con poco plazo para que las AMPA puedan organizar y presentar candidaturas, tiñe el proceso de poca transparencia (la justa) y poco respeto a la igualdad de oportunidades que debería imperar en esta nueva etapa que se pretende iniciar.

El próximo lunes 17 de diciembre a las 16:30 h. (en primera convocatoria) tendrá lugar la asamblea en la que el futuro de la FAMPA y con ella el del mundo asociativo de las familias en la escuela puede cambiar rotundamente o continuar como ha venido siendo hasta ahora. Se presentan dos candidaturas: una desde varias AMPA de la Plataforma Escuelas de Calor, con Marina Jiménez del CEIP Prácticas como aspirante a la presidencia, y otra de continuidad con Fran Vilar al frente del CEIP Vara del Rey.

El correo informativo de convocatoria del proceso de elección de nueva Junta Directiva, llega a las AMPA federadas el viernes 30 de noviembre, en unos momentos en que muchas AMPA acaban de renovar sus Juntas, por lo que están sumidas en su reorganización interna e inevitablemente poco atentas a este proceso. Muchas de ellas haciéndose a las nuevas responsabilidades y sin contacto con otras AMPA, elemento fundamental para optar a una candidatura.

Las AMPA de Escuelas de Calor, por su propio funcionamiento asambleario y la cercanía y compenetración de más de año y medio de lucha, ha sido capaz de montar una candidatura a pesar de los obstáculos de preparar toda la documentación con un puente de 4 días de por medio. Pero nuestro movimiento, si por algo se caracteriza, es por su determinación en superar los retos y dificultades.

Presentada la candidatura, tenemos conocimiento de que la presidencia saliente de la Federación está haciendo campaña vía telefónica a favor de la candidatura de Fran Vilar, utilizando el conocimiento de los datos de contacto que le permiten su posición privilegiada. Algo muy poco ético, a nuestro parecer. Y por su parte, este otro aspirante “apadrinado por Fampa” aprovecha para cargar en el perfil de Facebook de Escuelas de Calor contra la candidatura de nuestra plataforma, sembrando el descrédito y tirando de prejuicios y estereotipos que para nada se corresponden con la realidad, porque este señor no conoce nuestro movimiento ni nunca ha participado en él.

Al margen de las jugadas oscuras a las que la FAMPA saliente ya nos tiene más que acostumbradas, desde Escuelas de Calor queremos dejar claro a las AMPA de Sevilla capital y provincia que no nos mueve otro interés que recuperar una Federación que nunca debió prestarse a otros intereses que los de las familias y la defensa de la educación pública. No nos mueve otra intención que convertir la Federación en algo útil para algo más que el asesoramiento “burocrático” o administrativo que tan bien llevan a cabo las trabajadoras de FAMPA, ajenas a su Junta Directiva.

Las Federaciones tienen un papel de reivindicación del derecho de nuestros hijos e hijas a una educación pública de calidad que deben anteponer a ser más o menos incómodas al gobierno de turno que gestiona este servicio público esencial. La contundencia ante la Junta de Andalucía ha faltado siempre en Fampa y parece que se apuesta porque así siga siendo de la mano del candidato apoyado por la dimitida presidenta.

La FAMPA debe ser democrática, participativa, de gestión colegiada, receptiva a las necesidades de las AMPA, abierta y transparente. La FAMPA que salga de Escuelas de Calor no va a frenar ni canalizar malestares para que no lleguen a arriba. Queremos poner al servicio del colectivo la energía de Escuelas de Calor, que nace del empoderamiento y de la unidad de acción en la calle, pero sin perder de vista a qué instituciones toca llamar para conseguir nuestros objetivos, que no son otros que lo de mejorar los conservatorios, colegios e institutos donde estudian nuestros hijos e hijas.

Las AMPA nos jugamos mucho en la asamblea del lunes 17. Ninguna AMPA que quiera cambiar su federación debe faltar a la cita. Participemos y votemos por una Federación al servicio de verdad del derecho a la educación pública y de calidad de nuestros hijos e hijas. Vota la candidatura de Marina Jiménez, mamá activista de Escuela de Calor.


HECHOS OBJETIVOS

Escrito por ampasdesevilla 05-10-2018 en FAMPA. Comentarios (0)

La Ley de Bioclimatización de centros educativos públicos en el Parlamento Andaluz propuesta por Podemos Andalucía que plasmó la protesta de las AMPA de “Escuelas de Calor” en texto legislativo cuenta con el apoyo de todos los grupos parlamentarios salvo el PSOE.

La tramitación de la ley en la Comisión presidida por Ciudadanos -que ha manejado los plazos y que, por tanto, los pudo agilizar- ha estado paralizada un tiempo precioso que ahora nos falta por la amenaza de adelanto electoral, algo que ya se sabía podía pasar desde antes del verano, de ahí que el papel del presidente de la Comisión (José Antonio Funes, de Ciudadanos) haya sido determinantede la situación en que estamos ahora.

La subida de temperaturas en las últimas semanas reaviva la actividad reivindicativa de las AMPA y familias de la Educación Pública.

El termómetro pone de manifiesto en los centros escolares que las temperaturas en las aulas producen estrés térmico, son inaceptables, insanas e ilegales, pues sobrepasan los límites establecidos en la normativa (27º C).

La misma situación se da en los que han sido incluidos en el Plan de Climatización de la Junta, que se revela ineficaz.

En la penúltima semana de septiembre los y las estudiantes de institutos hacen paros y protestas por calor en las aulas que, por efecto dominó, se extiende por los centros de Secundaria, Bachillerato y FP.

El 30 de septiembre Escuelas de Calor hace una exitosa concentración y performance de “entierro” de la Ley en la Plaza Nueva de Sevilla.

Muchas AMPA se adhieren a la Plataforma “Escuelas de Calor”.

El 3 de octubre triunfa la huelga de estudiantes convocada por el Sindicato de Estudiantes y apoyada por Escuelas de Calor.

El 1 de octubre FAMPA envía a sus federadas un correo informativo sobre la huelga de estudiantes, que no muestra apoyo.

El 3 de octubre a la 1:00 am FAMPA publica en sus redes apoyo a la huelga (aunque no estuvo en la puerta de la Delegación para materializar ese apoyo) y sacan comunicado reivindicativo de la climatización de centros educativos. Y ahora viene lo bueno…

1. ¿Cómo reclama FAMPA lo que contiene la Ley de Bioclimatización y no la nombran siquiera?

2. Saben que hay una Ley tramitándose en el Parlamento Andaluz y ni "mu" sobre ella. ¿Por qué no exigen su aprobación?

3. CODAPA fue una de las organizaciones que compareció ante la Comisión que tramita la Ley de Bioclimatización y no hizo sino preocuparse por si su aplicación iba a saturar el mercado de las renovables. No llegó ni a tibio apoyo. FAMPA está en CODAPA, tanto monta, monta tanto.

4. ¿Cómo habla FAMPA en su comunicado de exigir y de estar al lado de las familias si jamás la hemos visto en este año y medio de lucha de Escuelas de Calor más que posicionarse del lado de la APAE y el Plan de Climatización de la Consejería de Educación?

5. ¿Es la estrategia de FAMPA aparecer como que llegaron primeras y que han sido inspiración de la “Ley-innombrable”? Misma estrategia de la APAE y de la Consejera. ¿Casualidad? ¿Coincidencia?

6. FAMPA, una vez más, se sube en marcha al tren a destiempo y para no quedar fuera, pero su silencio clamoroso y su posicionamiento en toda esta lucha desde que Escuelas de Calor arrancó aquella primavera de 2017 no se arregla con un comunicado. Las AMPA sabemos que así no nos representan.