AMPA de Sevilla "Escuelas de Calor"

Blog colectivo

Ampas de Sevilla es un grupo de AMPA de centros educativos de Sevilla capital y provincia que deciden unirse para defender una Educación Pública y de calidad.

ESCUELAS DE CALOR MUESTRA SU REPULSA A LA CONSEJERA EN EL PARLAMENTO

Escrito por ampasdesevilla 27-09-2018 en Parlamento. Comentarios (0)



Un grupo de representantes de las AMPA “Escuelas de Calor” acudimos ayer a la sesión del Parlamento Andaluz en la que comparecía Sonia Gaya, Consejera de Educación, para debatir sobre el estado de la Climatización en los centros educativos a raíz de la moción de Cs sobre infraestructuras educativas. Al final de su intervención, le dimos la espalda como muestra de rechazo a su discurso y fiel reflejo de la manera en que sentimos que el gobierno andaluz y el grupo parlamentario del PSOE tratan nuestra justa reivindicación de dotar a las aulas andaluzas de condiciones térmicas sanas y dignas.

27 de septiembre de 2018. En plena subida de temperaturas, con numerosas protestas de la comunidad educativa por calor insoportable en las aulas, docentes con golpes de calor, niños con sangrado nasal, mareos y lipotimias, la Consejera de Educación hace acopio de cinismo e insiste en decir en sede parlamentaria que su gestión de este grave problema está siendo rigurosa y acertada.

Por enésima vez las familias hemos tenido que escuchar que el Plan de Choque fue un ejemplo de diligencia y que el Plan de Climatización está funcionando con rigor y eficacia en casi 200 centros escolares. Todo ello aderezado con cifras de millones, más promesas de actuaciones y despliegue del autobombo al que nos tienen acostumbradas.

Se olvida su señoría de que la realidad no es esa por mucho que la repita. Y no lo es porque toda Andalucía la está viendo con sus ojos y padeciendo en sus centros educativos a base de sudor, letargo, golpes de calor y estrés térmico. Esa realidad que la consejera refiere de informes técnicos, auditorías energéticas, sesudos criterios y proyectos adaptados a las necesidades del centro no la ha visto nadie simplemente porque no existe más que en sus discursos. Ni siquiera llegan a la categoría de media verdad.

La realidad es que los niños y niñas andaluzas siguen pasando calor en sus colegios e institutos porque los señores y señoras del gobierno del PSOE se conforman con parchear de manera indecente y hacer mucha propaganda de lo bien que lo hacen.

Las AMPA “Escuelas de Calor” nos hemos sentido insultadas por la señora consejera, pero aún más por la diputada Adela Segura (PSOE) que, en su habitual tono faltón y despreciativo, se ha dedicado a cargar contra la diputada Libertad Benítez (Podemos Andalucía) por tener el atrevimiento de presentar una Ley de Bioclimatización de los centros educativos recogiendo la voz y las necesidades de las familias y la comunidad educativa. Se le olvida que ese debería ser el papel de toda persona que ocupe un escaño en esa Cámara, trabajar al servicio de la ciudadanía. Su discurso ha sido de un politiqueo impropio de una persona con tantos años de experiencia como cargo público, o quizás sea eso lo que lo hace posible.

Levantarse y dar la espalda a esta actitud y a esta manera de gobernar ha sido un acto de dignidad por nuestra parte en representación de Escuelas de Calor, no de mala educación como ha dicho el presidente de la Mesa. No se equivoquen. Nunca hasta ahora habíamos actuado incumpliendo la norma de conducta que se nos exige como público en la sede del pueblo andaluz, pero hoy era necesario hacerles ver nuestro hartazgo ante tanta irresponsabilidad y tanto desprecio a nuestros hijos e hijas.

No necesitamos tanto discurso, ni tantas cifras, ni tantas promesas en las que no confiamos. Lo que necesitamos es que se termine el trámite de la Ley de Bioclimatización antes de que se convoquen elecciones y se disuelva el Parlamento. Si no lo hacen así, estarán dejando abandonados a 2 millones de niños y niñas andaluzas.

Si eso sucede, todas las familias sacaremos una conclusión: al PSOE le importan sólo sus intereses de partido. Son los verdaderos culpables de que la Ley no salga adelante, porque no están por la labor y no hacen sino poner obstáculos a la Comisión para retrasar el último paso: la Ponencia y el dictamen. Estas cosas son complicadas, pero algo hemos aprendido en todo este tiempo siguendole la pista a la que consideramos nuestra Ley. Sólo haría falta un Pleno en octubre para votar el texto legislativo consensuado a lo largo de estos meses. ¿Les podrá la soberbia? ¿O serán responsables y cumplirán su labor legislativa? No olviden que están ahí para ser útiles a la ciudadanía. Nosotras no olvidamos el papel que ha representado cada grupo parlamentario en todo este tiempo desde aquel febrero en que subió a Pleno de la mano de Podemos Andalucía y se admitió a trámite con el voto en contra del PSOE, que se quedó solo ante el voto aprobatorio del resto de la cámara.

De la visita al Pleno de ayer nos quedamos con la atención de Juanma Moreno Bonilla (PP) que se ha acercado a saludarnos e interesarse por nuestra próxima movilización (30 de septiembre a las 11 am en Plaza Nueva); el apoyo y reconocimiento de M. Carmen Pérez (IU); la mirada de José Antonio Funes (Ciudadanos), conocedor de nuestra lucha y persistencia; el respeto del personal de seguridad y ujieres; y la valentía de Libertad Benítez (Podemos Andalucía), ejemplo de servicio a la comunidad educativa y de defensa de la educación pública desde lo institucional. 


LA LEY DE BIOCLIMATIZACIÓN DE CENTROS EDUCATIVOS EN PELIGRO

Escrito por ampasdesevilla 17-09-2018 en Comunicados. Comentarios (0)

Las AMPA “Escuelas de Calor”, que dieron lugar en la primavera de 2017 a que las condiciones térmicas de las aulas andaluzas pasaran a ser tema clave de la prensa y la acción política, denuncian su miedo a que el adelanto electoral y el trato que ha recibido esta proposición de ley de Podemos Andalucía en su tramitación parlamentaria -en Comisión presidida y controlada por Ciudadanos- dé al traste con la que podría ser la solución por ley de este problema.

Las AMPA “Escuelas de Calor” han seguido muy de cerca desde el pasado mes de febrero el farragoso proceso de trámite de una ley en el Parlamento Andaluz, una maquinaria que parece estar hecha para que las cosas avancen despacio y en función de las prioridades de los partidos políticos y no del pueblo.

Ese proceso, plagado de plazos inconcretos y abiertos y que da al grupo político que preside la Comisión que tramitan las leyes “manga ancha” para manejarlo a su libre albedrío, se ha estirado tanto que puede que se puede quedar en nada si Susana Díaz convoca elecciones en breve como así parece si prestamos atención a lo que se está diciendo en los medios de comunicación.

En estos 8 meses han pedido cita con todos los grupos políticos; se han reunido con José Antonio Funes, de Ciudadanos -presidente de la Comisión que tramita la ley de Bioclimatización- al que no pudieron convencer de que se tramitara por la vía de urgencia, como por 2 veces pidió Podemos Andalucía; han contemplado con estupor cómo leyes que llegaron al Parlamento después de la de Bioclimatización eran adelantadas (caso de la FP, propuesta por el PSOE); han conocido las enmiendas presentada por cada grupo político y, por consiguiente, a qué intereses sirve cada partido y a quienes representan; y ahora vemos que las urnas amenazan con que la ley paralice su trámite y quede en un cajón para tener que empezar desde cero en otra legislatura.

Ante esto, las AMPA “Escuelas de Calor” queremos hacer público el siguiente COMUNICADO:

Si Susana Díaz disuelve el Parlamento y convoca elecciones habrá dejado en la estacada a toda la comunidad educativa por enésima vez. Esta vez en lo relativo a las condiciones térmicas de las aulas andaluzas. Su gobierno no puede decir que está trabajando en ello con rigor porque su Plan de Climatización es un parcheo indecente y arbitrario y no es solución para tan grave problema. Ni una de las actuaciones que han llevado a cabo son integrales y ninguna ha respondido a las necesidades de los centros, que ni siquiera han estudiado en profundidad (una encuesta en Séneca no es un estudio ni una auditoría). Prefiere atender a sus intereses de partido, a cómo se percibe la intención de voto al PSOE en las encuestas, a dar solución a los problemas de Andalucía y su gente. Y el estado de la Educación Pública lo es.

Las AMPA de Escuelas de Calor manifestamos que nos parece una vergüenza que partidos como PP y Ciudadanos, con el PSOE puesto de perfil cómplice, pretendan meter en esta ley los centros de la educación privada concertada para que reciban idéntico trato que los de la red pública. De PP y Ciudadanos es esperable, ¿pero del PSOE? ¿Puede el PSOE justificar eso y luego darse golpes de pecho de defender la Educación Pública? La Pública, no nos juegue con “centros sostenidos con fondos públicos". No cuela. Es una actitud muy cínica. 

No olvidemos que los edificios de la educación concertada son de titularidad privada (Iglesia o empresas) y que, a día de hoy y con la ley en la mano, los gastos de infraestructura están fuera de los fondos públicos que se destina a estos centros. No olvidemos que estos centros privados sostenidos con fondos públicos pueden acceder a las ayudas que ya existen para PYMES en tema de eficiencia energética y climatización, los centros públicos no podemos hacerlo de manera directa. Estamos en clara desventaja. La estratagema de Ciudadanos y PP es, de facto, una ampliación encubierta de la cobertura de los conciertos.

¿Es cumplir con la responsabilidad que los representantes públicos tienen sobre el gasto de dinero público destinarlo a edificios privados y que no son de todos/as? Para nosotras la respuesta es clara, NO. Máxime cuando se nos ha venido diciendo que implementar esta ley cuesta mucho dinero. ¿Y ahora habrá que repartirlo con las empresas y entidades propietarias de los centros concertados?

¿Somos actualmente responsables de las infraestructuras y mejora de las instalaciones de los centros educativos privado-concertados? Si la respuesta es NO, ¿por qué cambiar esto haciendo trampas en una ley que no ha sido pensada con ese propósito sino para cubrir una necesidad acuciante en la educación pública?

Si PP y Ciudadanos quieren meter en los conciertos educativos la mejora y mantenimiento de las infraestructuras de esos centros privados, que proponga una modificación o propuesta legislativa en ese sentido, pero que no utilice el trámite de la ley de bioclimatización para esto. Es una actuación tramposa. Y el PSOE puede impedirlo en vez de ponerse de perfil. Ahora es el momento de ver de parte de qué intereses está y a quienes defiende, aunque la continua referencia del PSOE a “centros sostenidos con fondos públicos” lo dice todo.Seguimos vigilantes.

Para terminar, queremos dejar claro que las AMPA de Escuelas de Calor no tenemos nada en contra de los niños y niñas que estudian en la privada concertada, es un alumnado tan digno de respeto y acreedor de protección como nuestros hijos e hijas en la Pública. Pero son las propietarias de los edificios en los que estudian (empresas o comunidades religiosas) las responsables de las condiciones en que lo hacen. Si alguno no cuenta con instalaciones climatizadas, no hay otros culpables que los propietarios y entidades gestoras de esos centros que no han hecho uso ni de recursos propios ni de las subvenciones que hay para PYMES con las que podrían mejorar los edificios en este sentido. Que no nos vengan con cuentos.

Ponemos nuestra experiencia de lucha a disposición de las AMPA de la privada sostenida con fondos públicos (concertada) para que lo demanden a quien corresponde: los propietarios de sus colegios. No es justo usar a los y las escolares de una y otra red educativa como pantalla o rehenes de intereses partidistas e ideológicos. Es falaz y juego sucio.

Esta lucha no termina, aunque termine la legislatura. Nuestro espacio es la calle y la protesta en defensa de la educación pública de calidad a que nuestros hijos e hijas tienen derecho y seguiremos luchando. 


VUELTA LA COLE. VUELTA A LA PROPAGANDA. VUELTA A LA LUCHA.

Escrito por ampasdesevilla 11-09-2018 en Consejería. Comentarios (0)


Llega septiembre. Los y las escolares andaluces/as vuelven a sus aulas. La Consejería de Educación, Delegaciones y responsables municipales del área educativa se aplican a fondo en transmitir lo que pasa en sus “mundos de yupi”, esa realidad paralela en la que parecen moverse, poniendo a tope la maquinaria de propaganda en sus redes y sus medios. Y las AMPA volvemos a la lucha, porque de más sabemos que no hay otra manera de lidiar con esta gente que tan mal gestiona nuestro derecho a una educación pública y de calidad.

Para la Administración es fácil: buscan un cole recién construido -porque en una comunidad tan extensa como la andaluza con centros educativos diseminados por miles de municipios, siempre es necesario renovar la red de centros y porque  es su obligación no un mérito del que  presumir-, convocan a la prensa (que no falten sus fieles) y con micrófono por delante se deshacen en cifras mareantes, promesas, anuncios de parabienes y lluvias de millones. El papel y la foto lo aguantan todo.

Pero las madres y padres del alumnado, los/las docentes y demás personal que trabaja en los centros educativos andaluces sabemos la verdad del cuento que nos cuentan.

LA VERDAD ES que este curso que ahora empieza se han suprimido 487 líneas en la educación pública, y ya van casi 1500 desde 2011 (Datos de USTEA). Todas en la Educación Pública, mientras la privada sostenida con dinero público (también llamada concertada) sigue comiéndonos terreno. Nos están desmantelando la Educación de todos y todas agarrándose a la bajada de la natalidad, que parece sólo la red 100% pública tiene que soportar. Pero blindan vía conciertos y no han movido un solo dedo para ir reduciendo esos conciertos desde que fueron establecidos con carácter temporal y subsidiario a la Pública. ¿Hasta cuándo?

LA VERDAD ES que incumplen sus promesas, esas que anuncian en cada foto que se hacen o que incluso se atreven a hacer en sede parlamentaria. Como la de construir un colegio en el centro de Sevilla. Es más fácil saturar centros vecinos, ampliar ratio, que los casi 50 niños/as sin plaza se reubiquen como sea y a esperar otro año. Poner en riesgo la calidad educativa es lo de menos. Engañar a las AMPA de los coles del centro es marca de la casa.

LA VERDAD ES que las obras de mejora o reparación de las instalaciones que prevén hacer -aunque lleven un año previstas- no siempre terminan en plazo, algunas no están ni empezadas, y son muchos los niños y niñas que se van a ver este curso teniendo que convivir con hormigoneras, ruidos y polvo. O mohos u hongos, porque ni siquiera las humedades se han reparado (CEIP Calvo Sotelo, CEIP Lope de Rueda, CEIP Carlos V muchos más). Pueden decir que son excepciones, pero no es tolerable tan nefasta planificación cuando estamos hablando de colegios que permanecen cerrados 2 meses en verano cuando las reformas no afectarían a nadie.

LA VERDAD ES que ofertan plazas para tapar bocas de AMPA reivindicativas pero no dotan de los recursos para que se hagan efectivas. Llega el momento de la verdad con el inicio de curso y las direcciones de los centros se ven obligados a sacar espacio suprimiendo el aula de informática o el laboratorio para poder recibir al nuevo alumnado, caso del IES Concha Méndez Cuesta en Torremolinos, con plazas de bachillerato ofertadas, matrícula hecha y sin otra solución que la que su equipo directivo ha podido adoptar a una semana de que llegue el alumnado.

LA VERDAD ES que nuestros comedores -algunos de chapa (CEIP Valdés Lean) o aulas adaptadas que son comedores porque a cierta hora del día se come en ellas (CEIP Joaquín Turina)- siguen en manos de empresas privadas que consiguen adjudicaciones a la baja a costa de la calidad y el sabor de las comidas. Mientras, experiencias de gestión propia saludables, sostenibles, ecológicas y premiadas por su comida sana y sabrosa decaen y pasan al nostálgico recuerdo. La ratio en muchos comedores está por encima de lo razonable y obliga a comer por turnos, lo que tratándose de niños/as de corta edad puede ser equivalente a comer a medias.

LA VERDAD ES que el bilingüismo no funciona. ¡No diremos ya el plurilingüismo! Se ha convertido en la estrella de los titulares de la Consejería y en mecanismo para que “se estrellen” muchos/as niños/as y muchos/as docentes que de pronto no cumplen con las competencias necesarias para ejercer su profesión. Más allá de que dominar una segunda lengua sea una necesidad hoy en día y que el sistema educativo deba dar respuesta a ella, las cosas hay que hacerlas bien o no hacerlas. El bilingüismo se ha convertido en un mecanismo de segregación en los centros y de generación de desigualdades entre las familias que no pueden pagar una academia de refuerzo para que su hijo/a esté a la altura del grupo bilingüe, que parece que es el de los buenos/listos frente al no bilingüe, de malos/torpes. Porque así ha funcionado el estereotipo que se ha creado en torno a la implantación del bilingüismo en muchos centros.

LA VERDAD ES que un centro TIC es un centro con una placa en su fachada que así lo cataloga y un aula con ordenadores que nadie mantiene ni repara y que en muchos casos dependen del voluntarismo que el o la docente encargado/a de las TIC pueda echarle.

LA VERDAD ES que se suprimen recursos y profesorado de apoyo a necesidades educativas especiales jugando con las ratios, las líneas, la no cobertura de bajas, los dictámenes de orientación… e instrucciones varias. Eso si no es el profesor o maestra de apoyo el que cubre las bajas que no son sustituidas en tiempo y forma.

LA VERDAD ES que la atención a la diversidad les parece algo accesorio, y por ello los monitores y monitoras escolares y las ILSE (Intérpretes de Lengua de Signos española) siguen precarizadas en sus condiciones laborales que dependen de las empresas privadas que hacen negocio con nuestros servicios públicos.

LA VERDAD ES que los presupuestos para el mantenimiento de los centros siguen a la baja y llegando con retraso, lo que causa verdaderos quebraderos de cabeza y dificultades a las secretarías y equipos directivos para poder sacar adelante los mínimos de gestión necesarios.

LA VERDAD ES que la adecuación térmica de los centros, la climatización, sigue sin ser tomada en serio pese a lo que diga la consejera en su prensa. Si tanta importancia tiene para ellos y entienden que es una reivindicación justa -solo faltaría que no lo fuera cuando hasta los coches de sus señorías tienen sombra- ¿por qué no han reforzado los recursos humanos y técnicos de la APAE para dar una respuesta a la altura del problema? Que destinen presupuesto anual claramente insuficiente a esto no revela sino su voluntad de ir parcheando centros, no revela sino que van a seguir actuando con cuentagotas y sin llevar a cabo actuaciones integrales y a futuro que de verdad mejoren las condiciones de salud y bienestar en las aulas de nuestros hijos e hijas. Si de verdad la climatización de los centros educativos es tan importante para el gobierno andaluz, ¿por qué no votaron a favor de la Ley de Bioclimatización en el Parlamento? Las AMPA de Escuelas de Calor no olvidamos que el PSOE fue el único que votó en contra de su tramitación. ¿No será que no quieren que la Ley les obligue a tratar este asunto con la seriedad y el rigor que merece?

LA VERDAD ES que las AMPA y las familias de la Educación Pública estamos hartas de soportar tanta mentira y tanta falta de respeto por parte de todas las instancias de la Administración educativa. No estamos aquí para sostener el copago de instalaciones, reparaciones, folios, papel higiénico, ventiladores, proyectores… Estamos para defender la calidad de la educación que reciben nuestros hijos/as y para participar de la vida de los centros, acompañando y colaborando con el profesorado en esa maravillosa tarea de educar y enseñar a lo más preciado que tenemos.

Gracias a esos profesionales de la enseñanza que se echan a la espalda tanto despropósito y se dejan la piel por mantener la calidad de la Educación Pública y sus valores, estamos aquí y seguiremos luchando por algo en lo que creemos de verdad, la Educación de tod@s y para tod@s.