AMPA de Sevilla "Escuelas de Calor"

Comunicado

ESCUELA DE CALOR ANTE LAS POLÍTICAS EDUCATIVAS ANUNCIADAS POR EL NUEVO GOBIERNO ANDALUZ DE PP Y CIUDADANOS (APOYADO POR VOX)

Escrito por ampasdesevilla 24-01-2019 en Comunicados. Comentarios (0)

Hace ya unos días que se han venido atisbando cuáles van a ser los signos de la “nuevas” políticas educativas en Andalucía. Y entrecomillamos nuevas porque en realidad sospechamos que, más que nuevas, van a ser otra vuelta de tuerca – esta vez despiadada y sin complejos- de las que ya se han venido aplicando por parte del extinto gobierno del PSOE, que nunca quiso ni supo frenar las consecuencias de las políticas de austeridad en un servicio público esencial como es la Educación, que por ende es un derecho fundamental de los niños y niñas.

Desde la Plataforma de AMPA “Escuelas de Calor” (más de 200 AMPA que luchan por la bioclimatización de los centros educativos y en defensa de la Educación Pública), hemos querido esperar, no obstante, a tener una cara visible a la que dirigirnos y es por ello que nos pronunciamos ahora que ya es una realidad el nombramiento del señor Javier Imbroda como Consejero de Educación y Deporte.

No puede dejarse de lado el contexto en que se produce la investidura del nuevo presidente andaluz ni la matemática parlamentaria a la que nos enfrentamos. En primer lugar, hay un pacto PP-VOX previo a la investidura que la garantizaba, sin el cual la coalición PP-Ciudadanos al frente de la Junta de Andalucía sería inviable, y, en segundo lugar, los 12 votos de VOX son necesarios si PP y Ciudadanos quieren sacar adelante sus políticas, también las educativas (salvo que fuesen del agrado del resto del arco parlamentario). Por tanto, habiendo sido conocedoras del citado acuerdo nos vemos en la obligación de pronunciarnos en lo que sin duda va a afectar a la educación de nuestros hijos e hijas.

No podemos sino estar preocupadas cuando en la coalición de gobierno PP y Ciudadanos se habla sin ambages de una apuesta por el sostenimiento de la educación concertada, en igualdad de condiciones que la pública, y de su ampliación a etapas no obligatorias como el Bachillerato. En palabras del señor consejero, las dos son UNA porque entiende que en la pública está incluida la concertada. Desde Escuela de Calor entendemos que ello no sólo es un error de partida en la medida que se quieren igualar modelos educativos que no son iguales y ante los que la Administración no puede ni debe tener la misma implicación en su sostén, sino que supondrá un menoscabo de los fondos públicos destinados a la educación de todos/as, la 100% pública. Esta apuesta por la educación privada sostenida con fondos públicos -no es otra cosa la concertada- vendrá a devaluar y desmantelar la ya maltrecha educación pública.

Hacer esta propuesta programática en aras de la libertad de las familias a elegir centro, no es sino una falacia que no tiene otro interés que confundir y manipular a la ciudadanía. No hay libertad de elección cuando en el centro de algunas capitales de Andalucía la oferta de plazas en centros concertados es superior a la pública, no hay libertad de elección cuando en centros concertados se hace una velada selección socioeconómica de su alumnado o se restringe el acceso de alumnado con NEAE (necesidades específicas de apoyo educativo). Que no nos líen, no es la libertad lo que les interesa sino favorecer a ciertas instituciones y empresas que hacen proselitismo o negocio con la Educación. Que puede ser legítimo, pero cuando lo hagan con fondos propios y no procedentes de las arcas públicas. Estos deben ir a la Educación Pública, que es la de todos/as y la que el nuevo gobierno andaluz está obligado a mantener en el ejercicio de las competencias en Educación de nuestra Comunidad Autónoma.

Con este modelo de educación que el gobierno PP-Ciudadanos plantea, las desigualdades sociales están condenadas a mantenerse cuando no a crecer. La brecha social acrecentada con la crisis económica, de la que muchas familias españolas siguen sin poder salir pese a las cifras macroeconómicas, se perpetuará en la medida que la Educación pierda su función compensadora y de ascensor social. Andando el tiempo, las familias que puedan costear uniformes y cuotas “voluntarias” huirán de la devaluada Educación Pública, lo que la condenará a recibir aún menos recursos e incluso a reducir sus plazas. Es una espiral perversa, consecuencia de un concepto mercantilizado de la educación. Al final del camino, tendremos una red escolar para clases desfavorecidas o precarias (pública) y otra para clases acomodadas (privada y concertada). No tenemos dotes adivinatorias, el nuevo gobierno andaluz no hace sino aplicar políticas que ya se han aplicado en otros lugares de España con este resultado.

Tampoco podemos estar de acuerdo nuevamente con esa “libertad” de elegir los contenidos educativos que se consideren ideologizados o contrarios a las convicciones de las familias. Sabemos leer entre líneas, pese a lo fino que han hilado en la redacción del acuerdo PP y Ciudadanos. Los contenidos educativos deben ser programados de acuerdo con los planes establecidos y sobre la base de valores mayoritariamente consensuados en nuestra sociedad, obedeciendo al desarrollo científico y cultural de la misma y nuestro entorno. Los proyectos educativos de centro no son “a la carta” y ni los y las profesionales de la docencia ni los equipos directivos que los diseñan pueden verse ahora lastrados o coaccionados por complacer a determinados idearios de determinadas familias que pertenecen al ámbito privado. La sociedad es plural y la escuela debe educar en esa pluralidad; asimismo, las nuevas generaciones deben aprender a respetarla estando inmersas en ella.

Para terminar, estamos absolutamente de acuerdo con la necesidad de ampliar la red de educación infantil de 0 a 3 años (que no guarderías, esta denominación es un retroceso y viene a sustituir el carácter educativo de esa etapa por otro meramente de cuidado y asistencia), pero nos preocupa que las intenciones de este gobierno de coalición PP-Ciudadanos sea extender esta etapa a base de conciertos con empresas e instituciones. Nuevamente es una línea de continuidad con las políticas desarrolladas por el PSOE con las que confrontamos por la falta de equidad que genera entre las familias sin poder adquisitivo que desean y/o necesitan -por conciliación- esta etapa educativa para sus hijos/as. No es cuestión de dar beneficios fiscales a las familias, sino de crear una red de escuelas infantiles públicas de 0 a 3 años que cubra las necesidades de las madres y padres con menores en esa franja de edad. Ello sin duda será también un estímulo para incrementar la natalidad, mucho más efectivo que cualquier otra medida y ampliará derechos en la sociedad andaluza.

¿Y qué vaticinar para la Ley de Bioclimatización de Centros Públicos? La apuesta de PP y Ciudadanos será la misma que hicieron en el proceso de enmiendas cuando se tramitó en la pasada legislatura, solo que ahora lo harán desde el gobierno, a saber: incluir a las escuelas e institutos concertados en las medidas que establece este texto legal, lo que incluye obviamente la financiación de la mejora de sus edificios, que, nótese, no son de titularidad pública sino propiedad de las empresas e instituciones que gestionan la concertada. O sea que, si ya antes implementar esta ley era un esfuerzo económico importante -si bien justo, imprescindible e inaplazable-, ahora tendrá que serlo aún mayor. Y estaremos invirtiendo dinero público en edificios privados. Un despropósito que seguramente no tiene parangón en Europa. Nos tendrán enfrente y en las calles.

Desde Escuelas de Calor hacemos un llamamiento a las familias de la escuela pública a estar alertas ante la etapa de cambio que se avecina y a mostrar unidad en la defensa de la Educación Pública, la de todos y todas. El futuro de nuestros hijos e hijas está en juego, pero también el futuro de la Educación Pública de calidad como derecho fundamental.



MANIFIESTO SOBRE COMEDORES ESCOLARES

Escrito por ampasdesevilla 04-05-2018 en Comunicados. Comentarios (0)

Manifiesto de apoyo y solidaridad con las AMPA excluidas y con aquellas que aún mantengan la gestión de sus comedores escolares en Andalucía

Desde Comedores Escuelas de Calor, movimiento que agrupa a cerca de 200 AMPA de Sevilla y provincia, denunciamos la decisión de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía (CEJA), de quitar la gestión directa por las AMPA de los comedores escolares que estas vienen gestionando de una forma participativa y sostenible, favoreciendo el consumo y desarrollo local. En concreto, esta política ha afectado recientemente al comedor del CEIP Gómez Moreno en el Albaicín (Granada), y a comedores escolares de centros educativos públicos de la provincia de Almería.

La Consejería de Educación opta decididamente por la privatización del servicio mediante un sistema de subcontratación que favorece a las grandes empresas de catering, en detrimento de las AMPA, pequeñas empresas, el consumo local y los productos de cercanía y corto recorrido. Este sistema de licitación mediante concursos deja fuera a las AMPA de Andalucía que quieran gestionar los comedores escolares, colocándolas en una situación desigual de concurrencia competitiva, al no poder competir con las grandes multinacionales del catering, cuyo objetivo fundamental es el beneficio empresarial, que se incrementa a costa de la calidad de la materia prima y de las condiciones laborales.

Denunciamos también la presencia y el posicionamiento de la CODAPA en favor de la gestión directa de los comedores escolares, por no responder a una reivindicación y voluntad real, sino a un intento de control del movimiento de AMPA, evitando su empoderamiento, para de esta forma reconducirlo a una lucha adulterada, de apariencias y sin resultados, que minimice estos por no perjudicar políticamente al grupo político que sustenta el gobierno y la Administración Pública de nuestra comunidad autónoma. A los hechos y trayectoria de esta Confederación nos remitimos.

Un dato: la normativa de comedores que sienta las bases para que se dé este agravio a los comedores de gestión directa desde las AMPA hasta su práctica desaparición, cambia en enero de 2017 (decreto 6/2017, de 16 de enero de 2017 y orden de 17 de abril de 2017). Sin embargo, no hubo ningún pronunciamiento de la CODAPA entonces. Tampoco alertó a sus federadas del peligro y amenaza que ese cambio normativo significaba. Ahora "lamenta" en su web el 18 de abril el golpe a los comedores de las Asociaciones y se pone al frente de las AMPA movilizadas para liderar y hacerse necesaria. Y lo hace, qué casualidad, cuando ve que la AMPA del CEIP Gómez Moreno contacta y es apoyada por las AMPA sevillanas de Escuelas de Calor. El oportunismo de la CODAPA es evidente.

Por todo lo anterior, exigimos a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía:

1. Se anule la licitación del comedor escolar de los colegios de Granada y Almería, que nunca debió salir a concurso, en cumplimiento de la PNL (Proposición No de Ley) aprobada por el Parlamento de Andalucía en la que se acuerda que se permita la gestión mediante convenio (PNL 4-14pnlc-000201) y así impedir que se pierda la actual gestión por parte las AMPA.

2. Se desarrollen y prioricen otras formas de gestión que permitan y fomenten la existencia de los comedores gestionados por AMPA, cooperativas locales y los de gestión directa.

3. Se ponga fin al sistema de “línea de frio” y se establezca, como sistema prioritario y preferente de gestión de los comedores, la cocina “in situ”, en los propios centros escolares.

4. Se modifique la normativa reguladora, de forma que en los pliegos de condiciones administrativas generales (PCAG) y en los pliegos de condiciones técnicas (PCT) de los procesos de adjudicación de los comedores escolares, el sistema preferente y general sea el de gestión directa o gestión por las AMPA.

5. Se regule la participación de la comunidad educativa (consejos escolares y junta directiva de AMPA) en los procesos de elaboración de los PCAG y de los PCT, en los de adjudicación de los comedores escolares, así como en las comisiones técnicas y/o de expertos/as que se constituyan.

6. Se modifique la normativa reguladora de los comedores escolares de forma que se permita a las AMPA actuar como “colaboradoras en la gestión” con funciones de control e inspección de los comedores escolares en aquellos centros cuyos comedores sean gestionados por empresas de catering o la propia administración.

7. Se proceda a la creación de una agencia pública o servicio administrativo público de inspección de comedores escolares, cuyo objeto principal será la inspección “in situ” de los comedores escolares.

Comedores "Escuelas de Calor".

NOTA ACLARATORIA: Escuelas de Calor es un movimiento de AMPA que nació para reivindicar la solución al problema de las condiciones térmicas de las aulas andaluzas. Con el tiempo, hemos ido compartiendo objetivos de lucha siempre en defensa de la calidad de la Educación Pública en Andalucía, como recientemente hemos hecho al iniciar nuestro camino en el tema de comedores y arbolado de nuestros centros educativos. Queremos seguir siendo independientes y coherentes con nuestros principios. Si nacimos como movimiento dentro de la Escuela Pública es para denunciar todo lo que hay que mejorar en ella y para exigir a quienes gestionan el derecho a una educación pública de calidad de nuestros hijos e hijas que cumplan con su responsabilidad y obligación de garantizarlo. Si nacimos es porque no nos sentimos plenamente representadas por las entidades y organizaciones que dicen representar nuestros intereses y a las AMPA, pero que en el fondo no lo hacen con la contundencia e independencia que les haría útil al interés general. Este es un posicionamiento completamente legítimo que vamos a seguir defendiendo, porque en nuestra libertad de acción y sin tutela está nuestra eficacia. Por eso, y mientras no haya signos objetivos de que las organizaciones (Federaciones y Confederaciones de ámbito andaluz) representan de verdad y sin ambages a las familias en la Educación Pública, seguiremos adelante de manera independiente. Ello no significa que no respetemos que dichas organizaciones sigan adelante en su misma línea -como no puede ser de otra manera, aunque no la compartimos-, pero de igual forma reclamamos ser respetadas por ellas. 


LAMENTAMOS QUE CODAPA SÓLO LAMENTE

Escrito por ampasdesevilla 23-04-2018 en Comunicados. Comentarios (0)


Hace apenas unos días asistíamos atónitas a un nuevo zarpazo de la Junta de Andalucía a lo público. Esta vez a uno de los pocos comedores escolares de gestión propia que van quedando después de que irrumpieran en el sector las empresas de catering. Este negocio se hace posible, como siempre, con la alfombra roja puesta por el gobierno andaluz, que crea la normativa y las condiciones necesarias para que las empresas privadas hagan negocio con los servicios públicos.

El comedor del CEIP Gómez Moreno de Granada es un ejemplo de que los comedores escolares gestionados por las propias familias a través de las AMPA son infinitamente mejores que los comedores servidos con empresas de catering. La comparación deja claras las ventajas de la gestión propia:

-  Favorece el comercio de proximidad y el empleo.

-  Aplica la cocina tradicional y utiliza productos sanos, de temporada y frescos, por lo que es más agradable y saludable para los niños y niñas.

-  Es más ecológico al reducir el transporte y los residuos.

-  Las familias están tranquilas porque saben lo que comen sus hijos y el proceso que han seguido los alimentos en su elaboración.

-  Cumple una labor educativa en los ámbitos de la salud y el medioambiente.

Esto le fue reconocido al comedor del CEIP Gómez Moreno a través de los diversos premios recibidos a lo largo de los años poniendo de relieve su labor educativa, su sostenibilidad ambiental y económica y su calidad. Incluso algunos premios fueron otorgados por la propia Junta de Andalucía, lo que hace aún más incoherente su gestión en este tema.

Desde las AMPA “Escuelas de Calor” hemos venido reclamando a la Junta de Andalucía que escuche a las familias y las deje participar en la gestión de los comedores porque, como usuarias a través de nuestros hijos e hijas, tenemos mucho que aportar. Nuestra apuesta ha sido clara desde el principio por la gestión propia y contraria al negocio que están haciendo unas pocas macroempresas con la alimentación y la salud de nuestros/as hijos/as gracias a la connivencia de la Junta de Andalucía.

Una vez más, el nacimiento de Comedores Escuelas de Calor puso la maquinaria en marcha de las Federaciones y Confederaciones de AMPA, que rápidamente salieron al quite para posicionarse al frente y mostrar sus supuestos “desvelos” y preocupación por el tema, como siempre, presumiendo de una gestión de años y de la representatividad que les dan miles de AMPA.

La nota de prensa que publica la CODAPA en su web el pasado 18 de abril demuestra que sabe lo que las familias reclamamos, pero si se queda en “lamentarse” no estará defendiendo los intereses de las AMPA y de los/las escolares que hacen uso del comedor.

La Confederación, como las Federaciones provinciales que la integran, suelen darse por satisfechas con canalizar el malestar de las familias, elaborarlo y presentarlo ante la Administración para que esta actúe. En el segundo acto, la Administración escucha. En el tercero, ambos actores/actrices se presentan ante los medios diciendo lo bien que lo han hecho y fin del teatro. Cae el telón y con él las reivindicaciones de las familias. Y la Administración encantada. Asunto controlado.

Con estas “protestas” de baja intensidad, la única beneficiada es la Junta de Andalucía y su pésima gestión contraria al interés general. Las AMPA pierden el tiempo con hacer escritos y remitirlo a sus federaciones si estas no hacen sino incluirlas en su “postureo” anual ante la Consejería.

CODAPA y sus Federaciones no están para eso. No están para “lamentar que se borre del mapa” la gestión pública, están para defenderla. No están para “esperar que la Administración tome medidas”, están para exigirlas, pero de verdad, con contundencia y empleando esa representatividad de la que presumen.

Mientras estas organizaciones lamentan y esperan, Escuelas de Calor y sus AMPA empoderadas, actúan. Y a la vista está.