ESCUELAS DE CALOR, LA LEY DE BIOCLIMATIZACIÓN Y LA EDUCACIÓN CONCERTADA

Escrito por ampasdesevilla 12-04-2019 en Ley Bioclimatización. Comentarios (0)



En los últimos días se ha generado una polémica estéril alrededor de un eufemismo que no lleva otra intención que generar ruido para despistar y para crear un estado de opinión en la ciudadanía que se desmonta con facilidad. Nos referimos a la bioclimatización de los “centros sostenidos con fondos públicos”.

Dicha polémica no es baladí, como no lo es el sutil manejo que se hace de las palabras por parte de la Junta de Andalucía. Nunca lo ha sido, pues ese eufemismo para referirse a la educación concertada que ahora usa la Junta presidida por Juan Manuel Moreno (PP) y su consejero de educación Javier Imbroda (Ciudadanos), ya creó escuela en manos de los sucesivos gobiernos del PSOE.

Como movimiento ciudadano que somos de familias en la Educación Pública (la 100% en manos de los poderes públicos), nos vemos en la obligación de hacer pedagogía para que quede clara nuestra postura. Para ello no hay más que tirar de hemeroteca, una prueba que no todos resistirían, pero que sí resiste Escuelas de Calor porque en este punto hemos sido siempre muy claras y coherentes. Claridad y coherencia que seguimos manteniendo.

Copiamos y pegamos literal lo que ya dijimos en nuestro blog el 17 de septiembre de 2018, cuando el adelanto electoral ya sobrevolaba nuestras cabezas. Ya nos quejábamos entonces de la intención de PP y Ciudadanos de meter a la educación concertada (privada pero subvencionada con dinero público) en el ámbito de aplicación de la ley de bioclimatización, actitud que también presentaba el PSOE, partido entonces en el gobierno.

Decíamos: “…queremos dejar claro que las AMPA de Escuelas de Calor no tenemos nada en contra de los niños y niñas que estudian en la privada concertada, es un alumnado tan digno de respeto y acreedor de protección como nuestros hijos e hijas en la Pública. Pero son las propietarias de los edificios en los que estudian (empresas o comunidades religiosas) las responsables de las condiciones en que lo hacen. Si alguno no cuenta con instalaciones climatizadas, no hay otros culpables que los propietarios y entidades gestoras de esos centros que no han hecho uso ni de recursos propios ni de las subvenciones que hay para PYMES con las que podrían mejorar los edificios en este sentido. Que no nos vengan con cuentos.

Ponemos nuestra experiencia de lucha a disposición de las AMPA de la privada sostenida con fondos públicos (concertada) para que lo demanden a quien corresponde: los propietarios de sus colegios. No es justo usar a los y las escolares de una y otra red educativa como pantalla o rehenes de intereses partidistas e ideológicos. Es falaz y juego sucio”. Pueden leer la entrada completa en http://ampasdesevilla.blogspot.es/1537199257/la-ley-de-bioclimatizacion-de-centros-educativos-en-peligro/

Y más recientemente (23 de marzo de 2019) hemos vuelto a insistir: Volvemos a aclarar la postura de EDC en esto de invertir en centros sostenidos con fondos públicos. Nada en contra de su alumnado, ni de sus familias, ni de sus docentes; nuestro respeto y nuestra ayuda para que reclamen también condiciones dignas. Son comunidad educativa, pero de un modelo educativo que vino en los años 80 del siglo pasado con carácter temporal y subsidiario de la pública, es decir, nunca se les debería considerar en situación de igualdad a la Pública y menos a efectos económicos (destino de fondos). Pasando el tiempo desde aquellos años 80, esta opción educativa se ha ido anclando en nuestro sistema educativo (lo que nos convierte en una anomalía en Europa) y ahora se pretende dar un paso más, pasar de subvencionar su profesorado a mantener y mejorar sus edificios, que no son de titularidad pública. La bioclimatización que les falta, si así fuera, debería ser acometida por las empresas y entidades propietarias, no por la Administración pública. Lo que no es justo es que los colegios e institutos públicos, muchos ya de por sí obsoletos y todos faltos del mantenimiento adecuado, tengan ahora que compartir los fondos destinados a bioclimatización con empresas del sector educativo y otras organizaciones”. Pueden leer la entrada completa aquí: http://ampasdesevilla.blogspot.es/1553444041/cada-uno-a-lo-suyo/  y en la de hace apenas unos días http://ampasdesevilla.blogspot.es/1554923649/segundo-intento-pero-sera-la-misma-ley-la-que-salga-de-este-tramite-/ donde nos hacíamos una pregunta que entendemos clarificadora de la perspectiva con que debe mirarse este asunto: ¿Destinaríamos fondos públicos de la Consejería de Empresa a mejorar las instalaciones de El Corte Inglés (privada)?

Por todo lo dicho, ahora y siempre, no se puede acusar a las AMPA de Escuelas de Calor de ir contra nadie, y es irresponsable generar un conflicto inexistente por intereses particulares, empresariales o partidistas (que de todo hay entre sus señorías diputadas del Parlamento Andaluz). Lo que es, es, y lo que no es, no es. No les den más vueltas y que cada palo aguante su vela. Hace mucho que cada cual quedó retratado. Ahora toca a la opinión pública no dejarse manipular ni enredar.