APOYO ROTUNDO A LA HUELGA ESTUDIANTIL POR EL CLIMA

Escrito por ampasdesevilla 12-03-2019 en Huelga estudiantil. Comentarios (0)

La primera cumbre de Naciones Unidas sobre el clima se realizó en 1972 en Estocolmo. Pasaron 20 años hasta que llegó la siguiente en Berlín. Llegó luego el Protocolo de Kyoto en 1997. Y de ahí en adelante se han ido celebrando alrededor de todo el mundo, adoptando acuerdos y poniendo plazos para medidas que nunca llegan a cumplirse.

Paralelamente y hasta elevando informes a los poderosos de la Tierra, la Ciencia no ha dejado de alertar a la Humanidad cada vez con datos más alarmantes y mejor fundamentados que el tiempo se acaba, que si no nos tomamos en serio lo que hacemos con los recursos limitados del planeta, si no nos replanteamos la cantidad de residuos que vertemos a mares, ríos, aire, tierra…, si no vamos cambiando el modelo energético basado en combustibles fósiles con el que movemos el mundo, no habrá vuelta atrás. Estamos destrozando el único hogar posible que tenemos y que es el que dejaremos a las generaciones venideras.

La última advertencia de los hombres y mujeres de ciencia ya pone una fecha límite: 2030. Si llegamos a esa fecha sin haber cambiado el ritmo de deterioro que estamos causando en nuestro planeta, el daño será irreversible. Nos creemos que siempre estamos a tiempo, que siempre habrá un mañana, pero no es cierto, el tiempo se agota. Y es nuestra responsabilidad actuar ahora que todavía estamos en plazo.

Como padres y madres nos desvivimos por dar a nuestras criaturas todo lo que necesitan, les cuidamos, les alimentamos, les educamos, vigilamos su salud, les protegemos -a veces, hasta les sobreprotegemos-, en definitiva, queremos que sean felices… Pero, ¿para qué si no van a tener un mundo habitable? Es así de duro.

El cambio climático ya está aquí. Lo percibimos en nuestra vida cotidiana, las estaciones no son como antes, los árboles florecen a destiempo y las aves que antes iban y venían, se quedan. Hace unos días, EL PAÍS publicaba que la temperatura en las ciudades españolas ha subido el doble que la media mundial en 50 años.  En Escuelas de Calor difundimos hace unos meses un curioso enlace en que se establecía una comparación entre los días de calor que había cuando los que ahora somos padres o madres íbamos al colegio y los días de calor que soportan nuestros hijos e hijas. Hacedlo – aquí: https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2018-09-24/cambio-climatico-warmer-europe-datos_1619178/- y os sorprenderá el resultado. Un ejemplo, los días de calor de 1985 se han multiplicado por 9 en 2017. Es una prueba más de que la situación es preocupante.

Desde que una joven sueca de 16 años, Greta Thunberg, decidió plantarse delante del Parlamento de su país y comunicar a quien quiso escucharla que haría huelga todos los viernes hasta que la clase política tomase medidas para detener el cambio climático, el movimiento estudiantil se ha extendido por todo el mundo. Y ya ha llegado también a nuestro país.

No podemos sino sentirnos orgullosas de que la juventud se rebele, de que se levante, que no se resigne y luche para espolear nuestras conciencias de adultos/as hasta hacer que nos tomemos en serio el cambio climático.

Desde Escuelas de Calor, AMPA rebeldes que tampoco se resignan a la inacción de quienes tienen el poder político en las instituciones, os apoyamos. El poder político está también en las calles si creemos en nosotras, la ciudadanía consciente, organizada y movilizada. Y nosotras sí lo creemos.

Estaremos a vuestro lado, es lo coherente con nuestra lucha por la bioclimatización, y desde aquí hacemos un llamamiento a toda la comunidad educativa a apoyar este movimiento joven y estudiantil, que ha tenido la valentía de sacarnos los colores a las que, como personas adultas, llevamos décadas votando opciones políticas que no se toman en serio la crisis medioambiental y posponiendo medidas que sabemos imprescindibles si queremos simplemente sobrevivir.

Si eres docente o equipo directivo, facilita que el alumnado se reúna en asamblea, comparta información y tome decisiones.

Si eres AMPA, difunde los carteles y la información entre las familias de tu centro.

Si eres padre o madre de alumnado de 1º y 2º de ESO, habla con tu hijo o hija, y secundad la huelga juntos/as.

Si eres madre o padre de alumnado de 3º de ESO o cursos superiores, apoya su decisión de hacer huelga por el clima el 15 de mayo.

Anímalos en cualquier caso a hablar de esto con sus compañeros y compañeras de clase, con sus tutores/as y profes.

Tenemos una responsabilidad y si no la cumplimos hoy, mañana será tarde.

¡Todos y todas a la huelga por el clima el 15 de mayo!